Universos ParaLelos

Haciendo del universo un lugar más anodino desde 1988.

26 sept. 2011

El pequeño Álex se hizo mayor. Ahora es un GANGSTAH.

Gñéééééé. LOL.

En una semana cargada de incertidumbre económica y bursatil, creo que todos podemos convenir con acierto que hablar de Álex Lequio es mucho más interesante. Y esta es una verdad tan cierta como decir que Messi es retrasado mental. Pero vamos al lío, que en realidad no lo es tanto.

¿Quedaba alguien a estas alturas que pudiera pensar que aquel repelente infante que mordía micros con saña siciliana pudiera acabar fundando empresas o viviendo del sudor de su frente? La realidad, la bella realidad, es que cuando tu querida madre se ha merendado todos los rabos posibles hasta que se ha hecho (más) rica por no tener ningún talento (aunque ya lo era gracias a la constructora de papá), sus hijos pueden explotar, precisamente, su total falta de talento, compensándolo con arreones de VISA.

En verdad, me encanta ver infraseres y sus vidas, sobre todo si es a golpe de hip-hop. Aunque quizá estoy equivocado, y este temazo tiene mucho flow.






Lo cierto es que me temía algo incluso bastante peor. Eso si, tantos años en una escuela pija bilingüe para que luego tenga el nivel de inglés de Juanmi Mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario