Universos ParaLelos

Haciendo del universo un lugar más anodino desde 1988.

20 may. 2011

15-M(inutos de fama)

Jóvenes manifestándose porque los bancos, el PP y Bush no les quieren dar trabajo. Gñéééé

Vengo observando con recelo estos días la molona y revolucionaria manifestación en Sol y plazas colindantes del resto de la Meseta. Al principio reconozco que tenía su gracia, su puntito ilusionante, a saber: Un grupo de gente corriente, ciudadanos de a pie, que está hasta las pelotas de todo y que no pertenecen a ningún grupo político en concreto, deciden manifestarte y gritar contra el mundo en el que viven y su putapénica realidad cotidiana. Siendo sus principales blanco los partidos mayoritarios, los de la gaviota que nos caga encima, y los del puño que nos hace fisting, que diría svpam.

Todo muy bonito, idílico, pacífico, paradisiaco, civilizado. Un punto de inflexión social, un motivo para creer (I WANT TO BELIVE)...

¿O no?

Sí, ya se que esto no es Islandia, que llevamos AÑOS quejándonos del síndrome pipero y adormecido del populacho y cuando al fin se inicia un movimiento que (presuntamente) prescinde de sindicatos y demás escoria trasnochada lo único que se nos ocurre es buscar peros y excusas... Y más con un 40 % de paro juvenil, las universidades dormidas, con sus estudiantes controlados por sindicatos de estudiantes que no son mas que viveros de flores para el partido de turno... Pero claro, luego enciendes la tele, ves las imágenes de la manifestación, y empiezas a ver de qué palo iba todo el tinglado: banderas republicanas, símbolos comunistas, rastas, timbales, pancartas hablando de laicidad y soplapolleces de esas... 

Dación en la hipoteca hermaaano...

Podría estar bien y tal, pero la realidad es la que es. Al poco se han caído los cartones y los culos al aire surgen por doquier. No puedes llamarte "democracia real" y ponerte a hacer propuestas comunistas bienintencionadas . Si quieres una dictadura del proletariado dilo claramente, vota a quien haga falta para conseguirlo y déjate de hipocresías, que para eso ya nos sobran partidos, y yo quiero un nuevo Estado (por querer que no quede), no una comuna hippy donde está mal visto hasta ser del Madrid, donde nos cogemos de la mano y nos curamos el cáncer con reiki y bayas tibetanas. Muchos de los puntos de ese brindis al sol llaado "manifiesto", se podrían fundamentar en principios económicos serios y plantear así una alternativa seria a lo que tenemos hoy día. Pero promesas basadas en el peso de las nubes ya nos hacen cada 4 años y ya ves cómo nos va, cada vez peor y cada vez más mangoneados. 

Si escuchas entrevistas a gente de la organización te encuentras con estudiantes de letras de 19 años largando gran profusión de declaraciones genéricas de buenas intenciones. Si pasas por Sol acabarás por tirar al retrete toda mínima esperanza que pudieras tener de que esto sirva para algo. Puedo asegurar que allí el 100% de los acampados son perroflautas. Algunos en corro tocando la guitarra, otros encroquetados con el porro en la mano y unos cuantos jugando con diábolos y mierdas por el estilo. De puta madre. Eso si, en las horas puntas, Sol se llena de muchachada implicada con la causa a tope de power, que a las 8 de la tarde enfila a casa para que mamá le prepare el bocata de Nocilla. Y eso que no dudo que habrá gente auténtica manifestándose, gente que está realmente hasta los huevos del paro y del choteo político de todos los partidos, que aguanta allí con ánimo de efectivamente cambiar algo y dar un vuelco a su puta vida... 

Pero ya lo hemos visto otras veces en la Historia. La flor del cambio se abona con sangre. Y aquí nadie, y yo el primero, está dispuesto a comprometerse más allá de dos pancartas y una cuenta en el facebook. Nos han castrado, el pueblo está desactivado, somos una masa inofensiva, dócil, apesebrada, que que sólo aspiramos un paraíso de adosados y colegios bilingües. No vamos a dar un paso adelante, mucho menos en la dirección correcta, y mucho menos con Willy Toledo figurando en primera línea de playa.

Estaba deseando ilusionarme con "todo esto", pero no sólo es que en definitiva no te sientes representado por toda esta montaña de basura, si no que todo esto termina por hacerte gracia. Primero, porque esto, de "no partidista" no tiene ni los pelos de los huevos, y segundo, porque España es la leche. La #spanishrevolution se traduce en unas 7.000 personas en Sol, y cuatro trasnochados arrimando el ascua para hacer botellón en el resto de ciudades. A la mañana siguiente abres el Marca y tiras de hemeroteca y ves que en Sevilla no hace ni dos años que se juntaron 60.000 aficionados del Betis para darle la patada definitiva a Don Lopera.

La idea era buena, ya lo he dicho, pero no basta con las intenciones, hacen falta propuestas serias y fundamentadas para que algo que parte de un comienzo esperanzador no se convierta en otra mierda más, en una acampada de tirados blandiendo pankartas de anarkia y okupación para que Cayo Lara gane un puñado más de votos este domingo. Y eso si se entera alguien, porque es un lujo ver de primera mano como las televisiones tratan de pasar de frívolas puntillas sobre todo esto, mientras se habla profusamente del pérfido colonialismo británico y sobre la visita de Isabel II a Dublín ya que como todo el mundo sabe el españolito medio no puede conciliar el sueño por la honda preocupación que le causa el conflicto anglo-irlandés...


No sé si al final va a tener razón el actor secundario Bob, cuando decía que en el fondo de nuestra alma, todos deseamos que nos gobierne un insensible republicano, para que torture a los delincuentes y baje los impuestos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario