Universos ParaLelos

Haciendo del universo un lugar más anodino desde 1988.

16 jun. 2011

¡¡Al loro!!

Pose sexy, desde la humildad y el ingenio
Hoy por fin ha hablado Sandro Rosell, o mejor, ha desplegado por fin la cortina de humo que venía fraguando en los últimos días, días de recortes, despidos, y de ruedas de prensa de sus economistas para decir, paradójicamente, que tienen 45 kilazos en las arcas para invertirlos en el furgol

Hay que reconocer que la rueda de prensa ha sido muy amable, muy formal, como uno de los actos refrendados del Rey, guionizado, plano, de una absoluta falta de carisma. Un acto hasta donde las preguntas de los presuntamente imparciales periodistas de la caverna mediática catalana desprendían el hedor del cinismo y la autocomplacencia:

Entre las decisiones dolorosas están llevar publicidad en la camiseta del primer equipo. Y la desaparición de la sección de béisbol. ¿Ha sido difícil?



"Eso, así, házmela suave, con amor, sin presiones", ha debido pensar Rossel al escuchar esa mierda de pregunta cargada de complicidad de alguno de sus periodistas afines. Lo que ha demostrado Rossel, ese fenicio siniestro, es que el Barça tienen la mandíbula de cristal. No sabe encajar los golpes, tiene mal de alturas, le queda grande el el primer lugar del podium. Décadas llevamos los acólitos del Imperio Blanco aguantando tralla sin piedad: franquistas, opresores, rancios, piperos, maricas de vestuarios, especuladores, juerguistas, puteros, compra partidos...Las epidemias de peste medievales y plagas de langostas también eran culpa del Real Madrid. Años con la cantinela de la venta de la Ciudad Deportiva, años tragando infamias y bulos, infinitos artículos paridos a orillas del Mediterráneos sobre las conexiones con el Pardo y la Moncloa. 

Y siempre, o al menos hasta esta difusa temporada, con el estoicismo de los héroes, siempre soportando con gravedad y silencio las imposturas y los agravios. Ser grande, ser el mejor, es también un ejercicio de resistencia, es exponerse a la plebe furiosa y resistir las embestidas de las infamias sin berrinches ni pataletas. Ahora le tocaba al Barcelona asomar la cabeza por encima de los demás y ha demostrado que no conoce el oficio, que si el afean las maneras y los medios, se revuelve como un equipo de tercera, como un entrenador segundón al que le critican el sistema o el juego del equipo.

Si cada vez que alguien ha levantado falso testimonio contra nosotros hubiéramos roto relaciones, hoy sólo nos hablaríamos con el Castilla. Pero hemos sabido ser generosos, condescendientes, comprender que la victoria es ofensiva en este sacrosanto país llamado España, tierra de envidias y desagradecimientos. Le ha faltado tiempo al ladino Rossel para aventar la mierda contra sus fantasmas "cavernícolas", para hablar de conspiraciones franquistas y hacerse el digno y ofendido porque desde la Capital del Imperio no le hemos querido hacer la ola y ser uno más de sus palmeros. Le ha escocido que tuviéramos la indecencia de ganarles la Copa del Rey y en lugar de hacerles el pasillo en las semifinales nos diera por pelearla y meter la pierna. Se siente, Sandro, afine la vista, fíjese en el escudo que llevo en el pecho: es el del Madrid, haga una reverencia y celebre el honor de haber ganado al mejor, no siempre será así. 


(Gracias Redivivo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario